Google estará obligado a borrar tus datos si lo solicitas


Suena la alarma y aún, soñolientos, lo primero que hacemos es tomar nuestro móvil y revisar lo qué ha pasado en nuestras redes sociales. Todos los días actualizamos nuestros estados, publicamos lo que sentimos y pensamos, subimos fotos e interactuamos con otras personas.

Estas herramientas, además, son fundamentales para el Posicionamiento Web. Ya no solo son plataformas de interacción social, también son canales para el crecimiento para nuestro negocio.

Google no escapa de esta realidad. Es uno de los buscadores en la Web más populares en la actualidad. Si es cuestión de buscar información sobre un monumento histórico o una página de ventas de coches, Google arrojará páginas, imágenes y noticias referente a lo que estemos buscando.

Hasta ahora, todo bien. Es innegable la utilidad que tiene la página. Desde cualquier parte del mundo, podemos tener acceso a lo que deseemos. Y, quizás allí, es cuando se comiencen a ver los problemas sobre la privacidad.

El derecho al olvido

Todo nuestro historial pasa a manos de Google, es decir, cualquier dato que esté vinculado a nosotros, se verá reflejado automáticamente al buscador, lo que ha provocado la incomodidad de algunos usuarios.

Así sucedió con el español Mario Costeja, cuya queja llegó a instancias del Tribunal de Justicia de la Unión Eurpea (TJUE) para que retiraran un resultado de búsqueda que lo perjudicaba. Le tomó seis años para obtener el resultado a favor: Google finalmente eliminaría la información.

Sin embargo este no es un caso aislado. De hecho, ya se han reportado más de 200 denuncias similares. Fundamentalmente se tratan de personas que no desean que alguno de sus datos no sean expuestos en la red, por lo que dichos anuncios o información, también deberían ser eliminados por considerarles irrelevantes.

En esta situación aplica “el derecho al olvido”, una figura que permite borrar información personal de quien lo requiera. Se apoya en la premisa de que no todos los individuos tienen relevancia pública.

Responsabilidad compartida

Este resultado es solo el comienzo. El TJUE también precisó que cualquier persona con este tipo de problemática podía presentar una solicitud ante cualquier buscador, ya sea Google, Yahoo o Bing, por ejemplo. Si no obtiene una respuesta, está habilitado para llevar el caso a otras autoridades o tribunales, siempre y cuando, tenga la documentación necesaria para cualquier comprobación.

Portavoces de Google se han manifestado en torno a la decisión que, igualmente, será aplicada para cualquier país miembro de la Unión Europea. Aunque la medida ha causado preocupación, también se ha mostrado una iniciativa en cuanto analizar y estudiar los parámetros de seguridad y almacenamiento de la información.

Sin embargo, en Posicionamiento Web Madrid, destacamos una consideración importante: Google podrá borrar los datos si es solicitado, siempre y cuando, estos no sean calificados como información actual o con relevancia pública. De alguna manera, sigue existiendo una responsabilidad compartida entre el usuario y el buscador.

La red representa un mundo de oportunidades, negocios e interacción. Las regulaciones permiten estructurar su funcionamiento para el beneficio de todos, no obstante, el verdadero resultado de este tipo de medidas se verán con más claridad con el paso del tiempo.

Agregar Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Black.gif
Share This